miércoles, 2 de noviembre de 2011

Una odisea en la clínica Vitaldent I

Tienes un problema con tus dientes y piensas en arreglarlo, valoras las opciones (dentista, clínica), piensas en una clínica que hay profesionales de distintas ramas y pueden aportar soluciones contrastadas, valoras muchas opciones y eliges a Vitaldent por la proximidad, ¡en este momento cometes el mayor error de tu vida!.

En la primera visita a Vitaldent pasas de doctor en doctor, miran, analizan, y cada uno te comenta, esto está mal se ha de arreglar, el otro, esto está muy mal… Quedas asustadísimo por lo mal que te encuentras, después de esto te aconsejan un tratamiento con multitud de opciones y te ponen en manos del comercial de la clínica Vitaldent con las facilidades de pago.

Empieza el tratamiento en Vitaldent y el tiempo transcurre con normalidad. Pero un buen día desaparece tu doctora y aparece otra, esto representa un trauma para un paciente, preguntas y la respuesta es que está enferma y estará dos meses de baja. Aparece Dra. 2, observas con recelo el cambio de la nueva doctora que es extranjera y se justifica con su titulación nacional, ¡el miedo te entra en el cuerpo!.

Se produce un estancamiento en el tratamiento, pasan los meses y la misma doctora, la pregunta correspondiente ¿donde está mi doctora? la respuesta, se ha complicado y estará 7 meses de baja, un escalofrío te recorre el cuerpo y empiezas a pensar que algo no cuadra, pero no hay más remedio, se ha de continuar el tratamiento.

Todo cambia, se altera el tratamiento seguido hasta el momento ya que la nueva doctora utiliza otra metodología, esto supone un gran retroceso con una gran pérdida de tiempo y la desconfianza se hace latente. Hay problemas y los expones, (no puedo comer correctamente, no puedo cortar, masticar es difícil, no coincide la parte superior con la inferior, no sé si el tratamiento es adecuado…) evidentemente obtienes un (no sucede nada, es normal, todo es correcto, piensa que muchas personas no utilizan los dientes por motivos estéticos, utiliza la lengua, te has de acostumbrar…) Pensamientos contradictorios se mezclan en tu mente formando un equilibrio en la balanza de la valoración, y por tendencia natural del ser humano intentas decantarla hacia la parte positiva.

1 comentario:

  1. Odisea? Es más bien una mala suerte qyue te hayan cambiado de doctora

    ResponderEliminar