martes, 15 de noviembre de 2011

Vitaldent Palma Mallorca

Dos clínicas Vitaldent Palma Mallorca cierran y dejan a los pacientes en la calle sin su tratamiento y sin su dinero.

Parece ser una practica sana en clínicas Vitaldent, cuando un negocio no funciona se cierra y punto. Normalmente detrás de las clínicas Vitaldent se encuentra una sociedad limitada (SL) cuya responsabilidad se encuentra limitada al capital aportado, siendo el mínimo de unos 3000€ marcado para una SL, este parece ser un claro ejemplo de estas clínicas Vitaldent Palma de Mallorca.

Este en un buen ejemplo de responsabilidad Vitaldent, leer la noticia en:

usuarios-denuncian-clinicas-vitaldent-palma-cerrar-inesperadamente

lunes, 14 de noviembre de 2011

Denuncias a clínicas Vitaldent

El articulo comienza con “Más de cien denuncias se presentaron en 2010 contra clínicas dentales Vital Dent” Increíble, y uno se pregunta, cuantos casos denunciables se han producido y no se ha llevado a cabo, multiplicamos por 2, por 5, por 10. También nos podemos preguntar por el número de casos de malas prácticas, es difícil de imaginar. Pero claro solo representa un 0,02% de 500000 pacientes,  si quitamos los pacientes que no se han tratado en este año, si quitamos los que solo están registrados, si quitamos los que solo se realizan limpiezas, empastes y tratamientos rutinarios, ¿cuantos nos quedan?, puede que ese 0,02% se convierta en un 0,2% o en un 2%. Pero siempre nos queda el recurso de buscar culpables, y el señor crisis es el culpable perfecto.

Es consolador que las enfermedades y las negligencias de las clínicas Vitaldent se midan con un tanto por ciento, si no pasa del  x%, todo va bien (frase popular). Siempre podemos pensar: Me voy a pasar por una cínica Vitaldent a ver si tengo suerte y entro en el tanto por ciento de los afortunados, o Que mala suerte estás en el tanto por ciento de las víctimas. Un consejo, para jugar al azar pasaros por una administración de la lotería o comprar un numerito de la ONCE pero no os la juguéis entrando en una clínica Vitaldent.

Sigue el artículo en:

lunes, 7 de noviembre de 2011

Vitaldent te roba el derecho a la elección de doctor II

Pasan los 7 meses y aparece la pregunta, dónde está mi doctora?. Nadie sabe nada, ninguna respuesta, todo tipo de pensamientos asaltan tu mente, la desconfianza brota por la piel mezclada con el sudor frío de la incertidumbre.

Intentas hablar con el director y te pasan con la coordinadora (la encargada de los presupuestos y las cuestiones económicas, sabiamente elegida por su carácter de limón). La conversación es fácil de imaginar, una situación tensa, expongo mis dudas y pido una respuesta, (..no sabemos nada..) me quedo asombrado, es una respuesta incongruente que choca con mi lógica, la tensión aumenta y en el intercambio de frases obtengo respuestas ambiguas, y mezclada entre frase y frase (… es un trabajador autónomo …no está con nosotros…) ahora me quedo atónito, todas mis sospechas se hacen realidad.

Mi ánimo se precipita por un abismo y pienso (los  doctores de Vitaldent son mercenarios de la medicina) aquella confianza entre paciente-doctor que tardas tanto tiempo en forjar se ha destruido en un segundo, me vuelvo a encontrar en ese mundo perdido de oscuridad, mi indignación es total pero no me queda más remedio que continuar con el tratamiento.

No te dejan otra opción, Vitaldent te roba tu derecho a la libre elección de doctor, es tu doctor el que te conoce, el que te ha reconocido, el que ha estudiado tu caso, el que te está realizando tú tratamiento, el nuevo no tiene ni idea del proceso, de la evolución, de la finalidad… pero  como ellos dicen, esto es una clínica y para eso está el historial, ¡lo tomas o lo dejas!.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Una odisea en la clínica Vitaldent I

Tienes un problema con tus dientes y piensas en arreglarlo, valoras las opciones (dentista, clínica), piensas en una clínica que hay profesionales de distintas ramas y pueden aportar soluciones contrastadas, valoras muchas opciones y eliges a Vitaldent por la proximidad, ¡en este momento cometes el mayor error de tu vida!.

En la primera visita a Vitaldent pasas de doctor en doctor, miran, analizan, y cada uno te comenta, esto está mal se ha de arreglar, el otro, esto está muy mal… Quedas asustadísimo por lo mal que te encuentras, después de esto te aconsejan un tratamiento con multitud de opciones y te ponen en manos del comercial de la clínica Vitaldent con las facilidades de pago.

Empieza el tratamiento en Vitaldent y el tiempo transcurre con normalidad. Pero un buen día desaparece tu doctora y aparece otra, esto representa un trauma para un paciente, preguntas y la respuesta es que está enferma y estará dos meses de baja. Aparece Dra. 2, observas con recelo el cambio de la nueva doctora que es extranjera y se justifica con su titulación nacional, ¡el miedo te entra en el cuerpo!.

Se produce un estancamiento en el tratamiento, pasan los meses y la misma doctora, la pregunta correspondiente ¿donde está mi doctora? la respuesta, se ha complicado y estará 7 meses de baja, un escalofrío te recorre el cuerpo y empiezas a pensar que algo no cuadra, pero no hay más remedio, se ha de continuar el tratamiento.

Todo cambia, se altera el tratamiento seguido hasta el momento ya que la nueva doctora utiliza otra metodología, esto supone un gran retroceso con una gran pérdida de tiempo y la desconfianza se hace latente. Hay problemas y los expones, (no puedo comer correctamente, no puedo cortar, masticar es difícil, no coincide la parte superior con la inferior, no sé si el tratamiento es adecuado…) evidentemente obtienes un (no sucede nada, es normal, todo es correcto, piensa que muchas personas no utilizan los dientes por motivos estéticos, utiliza la lengua, te has de acostumbrar…) Pensamientos contradictorios se mezclan en tu mente formando un equilibrio en la balanza de la valoración, y por tendencia natural del ser humano intentas decantarla hacia la parte positiva.